16 octubre 2011

Manos sucias

De lo que aprendí gracias a ti...


Otra de las cosas que se aprenden con el tiempo es que hay que pringarse las manos. Cuando comes pollo, cuando haces castillos de arena en la orilla de la playa, cuando cocinas, cuando juegas con niños y un bote de plastilina, cuando amas.

Tan sólo lograrás disfrutar el momento si dejas de intentar controlarlo todo, si te ensucias, si te lanzas, si te despreocupas, si arriesgas. La mayoría de las veces, un par de manos sucias se corresponden a alguien que se divierte... que disfruta la vida y valora lo que de verdad importa.

Ésa, ésa es la gente que quiero en mi vida. Gente que se pringue conmigo. Y después que nos quiten lo bailao, qué demonios.



De: "Una de rizos" [http://beabiofrutas.blogspot.com]

.

1 Opiniones:

Nerea dijo...

Si pero hay muy poca gente que se pringue por ti...
se cuentan con los dedos de una mano y sobran..