10 octubre 2011

[0.00]

Nunca me acuerdo de ti cuando me meto en la cama, y menos si estoy acompañada. No eres lo primero que pasa por mi mente cuando me levanto, y lo único que la ocupa es una nebulosa gris que sólo se empieza a diluir con los primeros sorbos del café, ya sabes sin azúcar y sin leche. No hablo de ti cuando voy borracha, en esos momentos sólo pruebo nuevas lenguas con las que poder redefinirme. No, no eres en la que pienso cuando follo con otras personas, en esos momentos mi mente egoísta no piensa en nadie, y menos en ti. No eres a la que mando mensajes cuando estoy muy puesta y muy sola, cuando necesito caricias rápidas y precisas.

No, no eres ninguna de esas personas en las que me escondo.

No, no eres ninguna de esas personas de las que luego rehuyo.

Eres en la que pienso cuando alguien me dice: “te quiero”.


De: "Candela en el armario" [http://candelaenelarmario.blogspot.com]

.

3 Opiniones:

Neuriwoman dijo...

Un final precioso e inesperado, me gusta el giro romantico despues de tanta negación.

Saludos.

Mercedes dijo...

El amor es irracional...

Zoe dijo...

Al terminar de leer algunos de tus bellos posts, digo bellos porque así hables de lo que hables, me causan eso que la belleza trae; me pregunto que decir al respecto, y solo pienso que eres mágica. Este post en especial me causó mucho, me puso contenta y a la vez triste, me inspiró. Saludos.