05 octubre 2012

Querido Café:



Sácame el sueño de las noches.
Amárgame el dejo de dulzura de su ser.
Entíbiame los fríos vacíos de abrazos.
Déjame aspirar una vez más tu aroma y borrar de un soplo su perfume fugaz...
y, más difícil todavía, intenta no recordarme sus ojos negros, profundos...
mas aún que esta taza.




.

5 Opiniones:

Nerea Riveiro dijo...

Las comparaciones son odiosas. Un besazo!

pseudosocióloga dijo...

Original.
¿Te suena haber publicado un poema de Gioconda Belli?¿O que lo haya hecho alguno de los blogs de los que recoges pedazos?
Tengo un problemón con el Sr.Alzheimer.
Un saludo

:( dijo...

Ese es mi temor, siempre. me preocupa el no saber si lo escrito es original de la autora del blog. A veces lo he preguntado, incluso.

La verdad no había oído hablar de Gioconda Belli antes.

Chesana dijo...

En ocasiones creemos haber escrito algo que lleva tiempo rondando nuestra mente. Eso nos ha pasado y pasa a todos.

Me ha encantado: Entíbiame los fríos vacíos de abrazos.

Tequila dijo...

Imposible no ver el negro y no ver sus ojos...
Besos!