28 septiembre 2011

Del por qué soy tan mala.

Siempre termino siendo la mala, no es que eso me moleste.

Desde pequeña he aceptado mis errores y mis metidas de pata.
Soy humana aunque a veces no lo parezca.
Tampoco es que le haya hecho daño a la gente, no con intención.
(soy más buena que un pan de feria)

Creo que la raíz del problema sería que, al dejar siempre las cosas en claro, sin ventanas polarizadas y máscaras adornadas, suelen ser más notorios "esos defectos" que irritan a la gente, haciéndoles confiados del derecho de señalar con el ceño fruncido, y eso, me convierte en mala.
Por no ser lo suficientemente indiferente, por no ser lo debidamente hipócrita, por no callarme lo que es necesario decir, por no comprarle disfraces a la verdad, por reír sin reservas, por amarme tanto, por preocuparme por quien se lo merece, por creer en lo que siento, por no dejar que mis pasos dejen de sonar, por luchar por lo que quiero, por no ser quien quieren que sea; todo eso le molesta al mundo y Sí, siempre termino siendo la mala
¡Y ME ENCANTA!.


Comas coloreadas *-*

El megaplus: Me ama así de mala.


De: "Caminando y Describiendo" [http://caminandocontinta.blogspot.com/]

.

4 Opiniones:

Key dijo...

Es que lo de la sinceridad la gente lo lleva muy mal. A mí siempre me están diciendo que no tengo tacto... aun así, reconozco que un poco de hipocresía a veces no viene mal, por aquello de que no se le puede estar todo el día dando a la gente opiniones horribles si no te las piden. Supongo que un equilibrio entre sinceridad e hipocresía es lo suyo, pero es tan complicado...

:( dijo...

Lo complicado es que ese equilibrio no es el mismo para todas las personas que te escuchan, creo yo. Unas serán más sensibles que otras.

Mercedes dijo...

La sinceridad y la cortesía a veces no se llevan del todo bien... Lo ideal sería llegar a un equilibrio entre las dos! Y sí, coincido en que el grado de sensibilidad de la gente es diferente de unos a otros...

Orquídea Salvaje. dijo...

ESTA SE ME PARECE MUCHOO