01 diciembre 2007

Miradas ya extrañas y ajenas

Caminaba hacia mi escritorio,
veía pasar a personas, las mismas de siempre,
algunas me sonreían,
algunas me miraban de reojo
y otras simplemente pasaban sin verme.

Levanté la vista
y vi directamente a los ojos de Chocolat.
Sus ojos miraron directamente a los míos.
Se cruzaron nuestras miradas
después de un mes entero sin hacer eso,
sin rozarnos con nuestras pieles,
nuestras miradas.

Fue tan solo un segundo,
busqué rápidamente a otra cosa para mirar
y en él se notó que también.
Un segundo de mil latidos,
mil punzadas en mi estómago,
mil recuerdos en mi mente,
mil lágrimas que querían desbordarse,
mil dolores en mi cuerpo.


Lo que daría para volver a vivir ese preciado segundo.


De: Paren el mundo, que me bajo [ http://estupidezzmental.blogspot.com/ ]

1 Opiniones:

Itzia dijo...

Lo que muchas dariamos, por tener ese segundo