10 enero 2008

Felicidades...

Estábamos solas. Sin la mas minima intención de levantarnos del sillón.
Ella me miraba entredormida, como atenta a lo que yo estaba por hacer.
Nada, no iba a hacer nada. Sin embargo me miraba inconstante.
Del otro lado de la habitación, una sinfonía de canillas goteantes,
rompia el frio del silencio. Las persianas bajas.
Las ventanas cerradas, y nosotras dos, sentadas en el sillón.
Esperando juntas vaya a saber que. Sin producir sonido.
Ella es agresiva cuando quiere. Pero yo tambien.
Por eso nos mantenemos juntas pero sin demasiada cercanía.
Aunque confieso que sabe muy bien cuando tiene que acercarse.
Ayer a la madrugada, se sentó al lado mío, en silencio como siempre,
nos miramos las dos.
Y después de un rato nos quedamos dormidas. una al lado de la otra.
No se que es. o sí?, no me importa...bueno sí, si me importa.
Falta un día, y ella no lo sabe. Nunca lo va a entender,
pero falta un día para que se cumplan 29 años.
Sin embargo, así y todo sin entender porqué,
estoy segura de que va a estar a mi lado.
Y que va a ser la primera en llegar y la ultima en irse,
claro nunca se va. Nos miraaaaaaaaaamos por 1, 2, 3, 4, 5 horas,
incansablemente, nos miramos, sin sonidos, sin palabras
no serían posibles, y si lo fueran, serían inútiles.
A veces es mejor el silencio, la compañia en silencio.
Esa que no pregunta, que no hace ruido, esa que casi no se nota,
pero está. Yo se que ella está. Cada tanto un bostezo.
Cada tanto estiramos las piernas, los brazos...
y despues nos volvemos a sentar, a mirarnos, a enroscarnos,
cada una en su lugar, sin molestar a la otra, pero haciendonos compañia.
Grata, al menos para mi.
Ella no entiende por qué se van, porque vinieron,
no entiende seguramente por qué hoy estoy aca sentada,
cómo estuve ayer, antes de ayer. O sí?, será posible que sí?...
Pero seguro no sabe que mañana se cumplen 29 años.
Eso no lo puede saber... creo que no. Me mira, me relojea,
la miro, hasta que se queda dormida. Me vigila, sigilosa,
si voy al baño me mira, si me paro se para, si me siento,
se queda quieta, pero yo se que me mira.
Se acomoda en su lugar, cerca del mío, y me mira.
Estamos las dos solas otra vez, ella y yo.
Las dos solas como hace tanto tiempo, juntas,
pero sin invadirnos. A ella no le gusta, se enoja,
y me hace enojar. No tiene nocion del tiempo, del espacio...
y en eso nos estamos empezando a parecer.
Somos dos, las que nos perdemos de tanto en tanto,
somos dos las que nos entredormimos, estando alertas.
Mirando la mirada de otros. Esperando la mirada de otros.
Somos dos. Pero ella no sabe. Ojalá pudiera no saberlo yo tambien.
Ojalá pudiera olvidarme de quien soy.
Ojalá pudiera borrarme toda, linea por linea, borrarme, y desaparecer.
Pero con ella. Porque ella respeta. Porque ella silencia.
Porque ella acompaña con el simple hecho de sentarse en el sillon
a mirarme entredormida, sin la más minima intencion de levantarse...





De: "Y sin Embargo..." [ http://locodulcedeleche.blogspot.com ]

1 Opiniones:

Loco Dulce De Leche dijo...

me parece conocido jaja, era el dia anterior a mi cumpleaños!!!!!!! besos y gracias.